¿Puede el empresario descontar de la nómina de sus empleados los retrasos o ausencias en el trabajo?

Escrito por Claudia Colla Suquet | Laboral

29/07/2019

Frente al galimatías provocado por la obligatoriedad del registro de jornada de las personas trabajadoras, la Audiencia Nacional ha admitido en Sentencia de fecha 20 de junio de 2019, la disminución del salario por retrasos en las empresas con control del registro diario.


Asimismo, la Audiencia Nacional considera que las empresas que tengan instalado sistemas de control de jornada, podrán descontar de la nómina de sus empleados los minutos de retraso que se produzcan en su incorporación al puesto de trabajo, quedando así acreditado en el sistema de fichaje utilizado por la empresa.


La Sentencia, avala que la empresa pueda descontar de la nómina, concretamente, las ausencias y retrasos injustificados, es decir, la falta de puntualidad al asistir al puesto de trabajo sin justificación ni autorización alguna. No obstante, los tribunales han contemplado la posibilidad de que el trabajador pueda justificar, a posteriori, la falta de puntualidad en algunos casos. Si bien, es recomendable que el trabajador informe con una antelación suficiente a la empresa en caso de ausencia o retraso.


Adicionalmente, cabe destacar que la Sentencia acepta la posibilidad de sancionar disciplinariamente al trabajador, a la vez que detrae de su salario la parte proporcional de ausencias o retrasos injustificados. La Audiencia argumenta que dicha actitud por parte de la empresa no supondría una doble sanción. De este modo, la empresa podría sancionar al trabajador incluso con el despido dependiendo de la gravedad de la falta, además del descuento salarial en nómina.


A pesar de ello, la Sentencia también ofrece la posibilidad de poder pactar entre la empresa y los trabajadores el modo de distribución de la jornada de trabajo, a través de acuerdos de empresa que se pretendan adoptar.


Así las cosas, nos encontramos ante este nuevo escenario derivado del registro de jornada. Las empresas cumpliendo con la normativa han instalado sistemas de control que verifican de una forma fiable y segura la entrada del trabajador al centro de trabajo, constituyendo una mayor facilidad para las empresas a la hora de poder descontar el tiempo no trabajado.


En conclusión, es una Sentencia significativa, ya que aporta importantes novedades que provocarán diversas opiniones, abarcando, además, el tema predominante en los últimos meses, la obligatoriedad de las empresas de registrar la jornada de trabajo.


Con todo, deberemos analizar caso por caso, por cuanto en la actualidad y, en una sociedad cada vez más cambiante en relación a la flexibilidad horaria, ¿Podrán seguir conviviendo mecanismos de control de presencia con una considerable cantidad de empresas que promueven la flexibilidad horaria?



Claudia Colla Suquet

Escrito por:
Claudia Colla Suquet




< Volver a Noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su instalación y uso. Puedes obtener más información en la política de cookiesX