El TJUE obliga a España a declarar exento el BIOGÁS utilizado en la producción de electricidad

Escrito por Gorka Alonso-Cuevillas | Fiscal

11/10/2018

El pasado 7 de marzo de 2018 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) dictó una importante Sentencia que a buen seguro alegrará a bastantes titulares de instalaciones de producción de energía eléctrica así como de centrales combinadas.



Esta alegría no viene precisamente por ningún cambio sustancial en materia propiamente “eléctrica” sino por la materia prima que en muchas ocasiones es utilizada para producir aquélla y que no es otro producto que el biogás.



Este hidrocarburo gaseoso que se obtiene a partir de la descomposición de desechos de tipo orgánico por vía anaerobia (sin oxígeno) en procesos en los que intervienen determinadas bacterias y que da como resultado la creación u obtención de distintos productos gaseosos que conforman el propio biogás, se utiliza, a su vez, para generar electricidad ya sea en centrales eléctricas o bien en centrales combinadas o de ciclo combinado.



En este escenario, y según establecía la Ley 38/1992 de los Impuestos Especiales hasta el día 1 de julio de este mismo año 2018, la fabricación de biogás estaba sujeta al impuesto especial de hidrocarburos por estar incluido aquel producto en los epígrafes 2.12 y 2.13 de la Tarifa 2ª del artículo 50.



Sin embargo, y desde el mencionado primero de julio según modificación introducida por la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2018 y aunque nada se diga en la Exposición de Motivos de dicha Ley respecto del mandato europeo (vía la Sentencia antes mencionada), se ha introducido al biogás como producto exento siempre y cuando sirva éste para la producción de electricidad o la cogeneración de electricidad y calor en instalaciones autorizadas de acuerdo con lo dispuesto en el Título IV de la Ley del Sector Eléctrico.



Dicha modificación normativa encuentra su justificación en la interpretación que el TJUE realiza de los artículos 14 y 15 de la Directiva 2003/96 del Consejo por la que se reestructura el régimen comunitario de imposición de los productos energéticos y de la electricidad estableciendo el Alto Tribunal europeo que “procede declarar que tanto del tenor del artículo 14, apartado 1, letra a), primera frase, de la Directiva 2003/96 como de la sistemática y los objetivos de dicha Directiva se desprende que los productos energéticos utilizados para la producción combinada de calor y electricidad están comprendidos dentro del ámbito de aplicación de la exención obligatoria prevista en esa disposición. Y esta interpretación no puede ser puesta en entredicho por el artículo 15, apartado 1, letra c) de dicha Directiva”.



Así pues, la Sentencia objeto del presente comentario no solo ha motivado (como se ha mencionado) la modificación operada en la normativa interna española sino que debería propiciar, siguiendo los procedimientos oportunos, la devolución de aquellas cuotas ingresadas mediante el Modelo 581 en los que se han incluido cuotas correspondientes a la tributación del biogás.



Como es obvio, esta posible devolución de impuestos indebidos no opera de oficio y deberá ser cada contribuyente el que deba probar y acreditar el cumplimiento de los requisitos expuestos en el presente comentario.



Además, se recomiendo actuar con rapidez dado que la Administración Tributaria solamente va a admitir a trámite aquellas solicitudes respecto de las cuales no hayan transcurrido más de cuatro años desde que se produjo el ingreso efectivo del impuesto especial de hidrocarburos controvertido.


Gorka Alonso-Cuevillas

Escrito por:
Gorka Alonso-Cuevillas

< Volver a Noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su instalación y uso. Puedes obtener más información en la política de cookiesX