El imperecedero debate sobre la obligación de registrar la jornada de trabajo

Escrito por Cristina Batlle | Laboral

21/09/2018

La obligación para las empresas de registrar la jornada de trabajo de todos sus empleados, sigue siendo una cuestión irresoluta, estando pendiente en la actualidad de conocer el punto de vista del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, así como de una posible reforma del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores donde se regula la jornada de trabajo.


Recordemos que el Estatuto de los Trabajadores prevé en el artículo 35.5 la obligación de registrar la jornada del trabajador día a día, a los efectos de computar las horas extraordinarias. Por su parte, los tribunales habían venido considerando que únicamente era necesario el registro diario de la jornada en los casos en los que efectivamente se realizaran horas extraordinarias. No obstante, la Audiencia Nacional cambia el criterio al dictar las Sentencias de fecha 4 de diciembre de 2015 (caso BANKIA), y 19 de febrero de 2016 (caso ABANCA) declarando la obligatoriedad del registro de jornada diaria de todos los trabajadores.


Paralelamente, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, emitió la Instrucción 3/2016 persiguiendo un control en el límite del tiempo de trabajo y en la realización de horas extraordinarias por medio del registro diario de las jornadas laborales, para evitar su abuso.


Posteriormente, tras haber sido impugnadas las Sentencias dictadas por la Audiencia Nacional, éstas fueron revocadas por el Tribunal Supremo por medio de la sentencia 246/2017, de 23 de marzo y sentencia 338/2017, de 20 de abril retomando el criterio inicial, esto es, la obligación del empresario de registrar la jornada de los trabajadores únicamente comprende aquellos casos en los que efectivamente se realicen horas extraordinarias.


Nuevamente, la Inspección de Trabajo emitió la Instrucción 1/2017, de 21 de marzo, complementaria a la anterior Instrucción, siguiendo el criterio de la Sentencia del Tribunal Supremo sobre la obligatoriedad de registrar únicamente las horas extraordinarias y no toda la jornada de trabajo, sin que ello exima a las empresas de respetar los límites legales y convencionales en materia de tiempo de trabajo y horas extraordinarias.


Al margen todo lo expuesto, y así lo recuerda la Instrucción, la obligación de registrar la jornada de trabajo en los contratos a tiempo parcial no se ve afectada por la citada jurisprudencia del Tribunal Supremo.


Finalmente, y ante esta situación de decisiones contradictorias entre sí, la Audiencia Nacional en actitud discrepante frente a la decisión del Tribunal Supremo, ha elevado tres cuestiones prejudiciales ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea preguntando si la normativa española en materia de registro diario de jornada es o no contraria al derecho de la Unión Europea.


En definitiva, por el momento no es obligatorio registrar toda la jornada diaria de todos los trabajadores sino únicamente las horas extraordinarias, permaneciendo, no obstante, a la espera de nuevos acontecimientos.



Cristina Batlle

Escrito por:
Cristina Batlle

< Volver a Noticias

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información estadística sobre tus hábitos de navegación y poder así mejorar y personalizar tu experiencia ofreciéndote contenidos de tu interés. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su instalación y uso. Puedes obtener más información en la política de cookiesX